lunes, 27 de junio de 2011

Ajoblanco


Para estos días de calor, vamos a compartir una receta malagueña para tomar bien fría, se trata del Ajoblanco, que es una sopa de origen árabe a base de almendras.

Aunque aún hay quien aún hace el majado a mano, os recomiendo un robot de cocina, batidora o Thermomix.

Dificultad: baja
Tiempo de preparación: unos 15 minutos (más poner en remojo las almendras la noche anterior)
Esta receta tiene unas 310 calorías por persona (sin contar las calorías de las frutas).


Ingredientes para 4 personas:
  • 1 dientes de ajo (si nos gusta fuerte podemos utilizar 2 dientes)
  • 1 haba seca grande (si no tenemos podemos hacer la receta sin habas)
  • 100 grs de almedras (peladas)
  • 75 grs de aceite de oliva
  • 25 grs de vinagre (de sidra preferiblemente)
  • 1 litro de agua
  • 2 manzanas o  peras, o 200 grs de melón o de uvas negras.
  • Sal
La noche anterior se pone en remojo la haba y las almendras, (poner en un recipiente cerrado pues el agua se utilizará posteriormente), se puede poner en el frigorífico y así las almendras ya estarán frías.

Para empezar, se quita la piel a la haba y se pone en el vaso de batir.
Se pela el diente de ajo, se pone en el vaso y se tritura hasta que quede muy pequeño.








Se agregan las almendras (apartando el agua del remojo para verterla más tarde) y se tritura todo hasta que quede una masa fina (en el robot de cocina habría que usar las velocidades más altas). Veréis que com las almendras están humedas no se crea un polvo sino que la masa crea grumos como los que veis en la foto.




A continuación, ponemos el robot a una velocidad media y sin dejar de batir se va añadiendo el aceite en un hilo muy fino (como cuando hacemos mayonesa). Cuando llevemos algo más de la mitad del aceite se puede agregar el vinagre y poco a poco terminar de agregar el aceite.


Veremos que se ha convertido en una masa esponjosa del estilo de la mayonesa pero mucho más espesa.


Ahora, es cuando se añade el agua del remojo y la sal al gusto y se sigue batiendo a velocidad media. Poco a poco, se empiezan a añadir el agua. Si el vaso de batir no es lo suficientemente grande, añadiremos un poco y el resto del agua, se añadirá una vez que lo pongamos en el cuenco de servir.

Si quereis que espese más, se puede añadir 50 grs de miga duro, triturándolo muy bien con el resto de ingredientes.

Finalmente, se pone en el frigorífico a refrescar una hora (si hemos utilizado agua fría no haría falta).

Para servirlo, el estilo más tradicional es hacerlo con uvas negras pero se puede utilizar muchos tipos de fruta, la manzana por ejemplo combina muy bien y contiene menos calorías. También se puede adornar con unas gotitas de aceite o de vinagre de jerez. ¡Qué lo disfrutéis!


No hay comentarios:

Publicar un comentario