lunes, 29 de agosto de 2011

Pescados y Mariscos (Pirámide Curativa VII)


Se recomienda un consumo opcional(1) de 2 a 4 raciones semanales de Pescados y Mariscos, incluyendo al menos dos de pescado azul con alto contenido en omega-3. El tamaño de las raciones será de 125 a 175 gramos.

¿Qué nos aportan el pescado y el marisco?
  • Bajos en grasas saturadas
  • Rica fuente de proteínas, hierro y calcio
  • Contienen vitaminas B, incluyendo B-12
  • Promueven el crecimiento normal del feto y el desarrollo del niño
  • Fuente rica en omega-3, los ácidos grasos que pueden ser útiles en la prevención y el tratamiento de: enfermedades del corazón, hipertensión, inflamación, trastornos de salud mental, diabetes, trastornos digestivos, enfermedades autoinmunes y cáncer.

Pescados azules son: Atún o bonito del Norte, Sardina, anchoa o boquerón, Arenque, Salmón, Salmonete, Anguila, Jurel o chicharro común, Pez espada, albacora o emperador, Lamprea, Verdel / Caballa y Palometa o palometa negra.

El consumo de pescado y mariscos no está exento de riesgos:

  • Riesgo de intoxicación por mercurio
El mercurio es un metal pesado tóxico que puede acumularse en los peces. Comer pescado con altos niveles de mercurio puede afectar negativamente el desarrollo del cerebro en los niños y pueden afectar el aprendizaje y la memoria en los adultos. Ciertas especies de peces se sabe que tienen mayores concentraciones de mercurio que otros, a veces debido a las aguas contaminadas. Los niveles más altos de mercurio y contaminantes tienden a acumularse en los peces depredadores más grandes en la parte superior de la cadena alimentaria.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria recomienda a las mujeres embarazadas, mujeres en fase de lactancia y a los niños de entre 1 y 30 meses evitar consumir atún rojo, pez espada, tiburón y lucio por el alto contenido de mercurio que tienen este tipo de pescados.

  • Riesgo de exposición a los PCB
Los PCB (bifenilos policlorados) son los contaminantes industriales que se vierten a las aguas dulces y océanos, donde son absorbidos por los peces. Por otro lado un estudio reciente informó de niveles inaceptables de dioxinas en los piensos de salmón de piscifactoría, especialmente en Europa, donde la concentración de PCB era alrededor de siete veces mayor que en el salmón salvaje.

Los PCB son potenciales carcinógenos humanos. Otros posibles efectos incluyen problemas de memoria y aprendizaje, y efectos adversos sobre los sistemas inmunológico, reproductivo y nervioso.

Se debe ser prudente en el consumo de pescados, elegir el salmón salvaje sobre el salmón de piscifactoría y comer una gran variedad de pescado, junto con las fuentes vegetales de Omega-3. También se puede reducir la exposición al PCB del pescado mediante la eliminación de la piel y la grasa visible, así como horneando o asando el pescado en lugar de freírlo.

Para un mayor entendimiento de esta problemática recomendamos que vean el documental “Homo Toxicus”, que se encuentra en nuestra lista de Enlaces y Videos interesantes.


(1) Todas las categorías de esta pirámide que contienen productos de origen animal son opcionales para el consumo y en todo caso se recomienda un consumo ocasional y reducido. El objetivo es cambiar del típico plato centrado en la carne o el pescado, a uno que está compuesto principalmente de alimentos de origen vegetal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario