lunes, 23 de enero de 2012

Hummus

El hummus es un aperitivo a base de garbanzos muy extendido por el mediterráneo oriental, Turquía, Israel, Grecia,... , y no es de extrañar, porque es muy fácil de preparar y resulta una crema muy sabrosa para tomar untada en pan, o acompañando a verduras o ensaladas.

El sabor del hummus puede ser diferente en cada sitio que lo probemos, ya que cada uno de los ingredientes se pueden variar en proporción, más o menos limón, más o menos ajo; o incluso se puede eliminar alguno. Aquí vamos a compartir una receta con todos los ingredientes, podéis probarla y luego adaptarla a vuestro gusto.

El hummus es un entrante muy nutritivo, no sólo nos ayuda a tomar parte de la ración diaria recomendada de legumbres, con todas sus proteínas, sino que además, el hummus contiene crema de sésamo, que es una de las llamadas grasas sanas y aporta numerosos minerales.

Dificultad: baja
Tiempo de preparación: 5 minutos (si ya tenemos los garbanzos cocidos)
Calorías: unas 155 por persona, sin contar los acompañamientos

Ingredientes para 8 personas:
  • 500 grs de garbanzos cocidos
  • 2 dientes de ajo
  • 50 cl de agua
  • 1 limón pequeño (de 4 a 5 cucharadas de limón)
  • 1 1/2 cucharadas de tahini (si no tenéis tahini, se puede sustituir por semillas de sésamo)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita rasa de comino
  • sal
Para servir, se puede rociar con aceite de oliva, pimentón, pimienta u otras especias.

Preparación:

En primer lugar, si no tenemos los garbanzos cocidos, tendremos que cocerlos, para ello es aconsejable que estén al menos 8 horas en remojo y, para evitar los gases, se deben cocer en un agua distinta a la del remojo. Los garbanzos se deben cocer unos 30 minutos en abundante agua con sal.

Para obtener unos 500 gramos de garbanzos cocidos, tendremos que usar, más o menos, un tercio de garbanzos secos, es decir unos 170 gramos.

Si tenemos prisa, podemos utilizar un bote de garbanzos cocidos, pero recordad que hay que lavar bien los garbanzos y no utilizar el agua del bote.

A partir de ahí, la preparación es muy simple. 

Se ponen en el vaso de batir los ajos, la mitad de los garbanzos y el agua, y se comienza a batir hasta que queda una crema. Posteriormente, mientras se sigue batiendo continuamente la crema, se van añadiendo el resto de ingredientes; la otra mitad de los garbanzos, la sal, el comino (que también ayuda a evitar los gases), el zumo de limón, el aceite y por último el tahini.

El tahini es una crema hecha a base de semillas de sésamo, por lo que si no tenemos tahini, lo podemos sustituir por semillas de sésamo, pero en ese caso sería conveniente molerlas primero o bien ponerlas en el vaso de batir al principio, junto con los ajos.

Para presentar el hummus se vierte en un cuenco y se rocia con aceite y pimentón, pimienta u otras especias.

Para servirlo como aperitivo, se puede acompañar con pan, biscottes o pan de pita, también se puede acompañar de verduras cortadas en palitos para que se pueda mojar, como zanahorias, apio o pepino.

Otra forma de servirlo es acompañando a ensaladas o a otros platos de verduras cocidas, podéis probar, por ejemplo, a preparar tomates rellenos con hummus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario