lunes, 26 de marzo de 2012

Estacionalidad de los alimentos: Alimentos de primavera

Acabamos de estrenar estación, por lo que queremos compartir con vosotros esta entrada dedicada a la "Estacionalidad de los alimentos", término que se refiere a las épocas del año en que un determinado tipo de alimentos está en su apogeo, ya sea en términos de la cosecha o su sabor.

La primera pregunta que podemos hacernos es ¿por qué, ahora que todos los supermercados nos ofrecen cualquier tipo de producto a lo largo de todo el año, deberíamos optar por comer alimentos de temporada? Varias son las razones aportadas por especialistas en nutrición, organizaciones en defensa de la naturaleza y asociaciones de consumidores y de productores locales:

  • Es importante aprovechar los productos de temporada ya que, sobre todo en el caso de las frutas y verduras, nos permite consumirlas en su mejor momento, tanto a nivel de aportación de nutrientes como por su aroma y sabor.
  • La calidad nutricional de las frutas y verduras se degrada con el tiempo, por lo que productos que han recorrido una larga distancia serán más bajos en nutrientes que otros que han sido recogidos y se vende a nivel local y de temporada. Esto es particularmente importante con ciertos artículos, por ejemplo, el brócoli, los espárragos, etc. Además, el empaquetado de las verduras con atmósfera modificada, para que duren "frescas" más tiempo, también reduce la cantidad de nutrientes.
  • Suele ser el momento en que el producto está más barato en el mercado. Cuando compramos alimentos fuera de temporada estamos pagando un producto excaso, que ha viajado desde lejos y/o ha necesitado de procesos productivos más elaborados, lo que encarece significativamente el producto.
  • Los alimentos de temporada son mejores para el medio ambiente:
    Comiendo alimentos de temporada reducimos la energía (y las emisiones de CO2) necesarias para transportar los alimentos que comemos.

    Los invernaderos con sus usos de plásticos y el riego intensivo también contribuyen a degradar el medio ambiente. En materia de alimentos de origen animal, un grave ejemplo de repercusión en el medio ambiente es la acuicultura del salmón que ha contribuido a la devastación de las poblaciones silvestres de temporada de salmón y de trucha de mar.
  • Comprando productos de temporada y de producción local, fomentamos la economía local y aseguramos el mantenimiento de la cadena alimenticia.
    No es de extrañar que la mayoría de las asociaciones de productores locales fomenten la idea de la alimentación con productos estacionales, siendo bueno para los consumidores y para los productores. Existe un movimiento en los países anglosajones llamado "Eat the season" cuyos argumentos van en esta línea y promueven el conocimiento de los alimentos de temporada y las recetas de cada uno de ellos para facilitar al consumidor una vuelta a la alimentación local.
  • Comiendo alimentos según su estacionalidad reconectamos con los ciclos naturales y el paso del tiempo. Si nos detenemos a pensar, vemos como la naturaleza nos ofrece en cada temporada los alimentos que necesitamos, en invierno un aporte extra de vitamina C con los cítricos, en verano frutas como el melón y la sandía con alto contenido en agua y así sucesivamente.

Y ahora que ya sabemos por qué debemos elegir productos de temporada, os dejamos un resumen de los principales alimentos de primavera:

  • Frutas
    Aguacate, Albaricoque, Breva, Cereza, Ciruela, Frambuesa, Fresa-Fresón, Kiwi, Limón, Mandarina, Melocotón, Melón, Naranja, Nectarina, Níspero, Paraguaya, Pera, Plátano, Pomelo, Sandía
  • Verduras y hortalizas
  • Acelga, Ajo, Alcachofa, Apio, Berenjena, Brócoli, Calabacín, Calabaza, Cebolla, Col Lombarda, Coliflor, Endibia, Escarola, Espárrago verde, Espinaca, Guisante, Haba, Judía verde, Lechuga, Nabo, Pepino, Pimiento, Puerro, Rábano, Remolacha, Repollo, Tomate, Zanahoria
  • Pescados y mariscos
    Almejas, Anguila, Angula, Atún, Bacaladilla, Bacalao, Berberechos, Bogavante, Bonito, Boquerón, Caballa, Cabracho, Camarón, Carpa, Centollo, Cigala, Congrio, Gallo, Fletán, Gamba Gris, Jurel, Lamprea, Langosta Roja, Langostinos, Lenguado, Liba, Mejillones, Merluza, Mero, Nécora, Ostras, Palometa, Perca, Percebe, Pez espada, Rape, Raya, Rodaballo, Salmón, Sardina, Sepia, Tiburón, Trucha

Fuentes: Wikipedia, Fundación Dieta Mediterránea, Eat the Season, entre otras.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario