domingo, 8 de abril de 2012

Los 7 alimentos más adulterados del mercado

La edición de abril del Journal of Food Science analiza los alimentos más adulterados del mercado, o en otras palabras, los casos más comunes de fraude de los alimentos. El fraude alimentario, se define como "conjunto de acciones que abarcan la sustitución deliberada, la adición, la manipulación o tergiversación de los envases de alimentos, alimentos o ingredientes alimentarios, o declaraciones falsas o engañosas hechas sobre un producto para obtener un beneficio económico. "

Los investigadores del artículo Development and Application of a Database of Food Ingredient Fraud and Economically Motivated Adulteration from 1980 to 2010 (Desarrollo y Aplicación de una base de datos del fraude y la adulteración de alimentos por una motivación económica desde 1980 hasta 2010) se centran en la base de datos de FoodFraud.org, que contiene 1.054 registros de la investigación académica y 251 informes de los medios de comunicación, y es accesible para cualquier persona simplemente con registrarse.


Aunque tradicionalmente se ha considerado principalmente una cuestión económica y menos una amenaza de seguridad para el consumidor, los autores defienden empíricamente que, en algunos aspectos, los fraudes alimentarios pueden ser más peligrosos que las amenazas tradicionales a la cadena alimenticia. Los adulterantes utilizados en estas actividades a menudo son poco convencionales y están diseñados para evitar la detección por medio de análisis de rutina.


La melamina, por ejemplo, no se consideró ni un contaminante potencial ni un adulterante en el suministro de alimentos antes de los episodios de adulteración de los alimentos para animales domésticos en 2007 y de la leche infantil y otros productos lácteos en 2008 (con productos contaminados apareciendo esporádicamente hoy en día, principalmente en China). Aunque, como indican los registros de esta base de datos, la melamina se utiliza como un adulterante para imitar la proteína desde 1979, sin embargo, ésta permaneció prácticamente desconocida hasta 2007. Por lo tanto, las pruebas de melamina no estaban incluidas en las pruebas de rutina de garantía de calidad ni de control de calidad.

Los 7 productos identíficados como más adulterados son los siguientes:

Aceite de Oliva
Es un poco preocupante pensar que una gran parte del aceite de oliva virgen extra que se consume en el mundo está contaminado con desodorantes y otros aceites no de oliva, tales como aceite de maíz, aceite de avellana y aceite de palma.

Leche
Después de los escándalos sobre leche contaminada en China, no es ninguna sorpresa que la leche esté entre los productos donde se encuentran más fraudes alimentarios. Los adulterantes incluyen suero, proteína de la leche bovina, la caña de azúcar y la melamina, con los consiguientes riesgos para la salud comentados anteriormente.

En España tenemos un ejemplo evidente de la mala calidad y adulteración de la leche, hasta 10 marcas de leche analizadas por la OCU recibieron una recomendación de "no comprar" en un estudio realizado en junio de 2011.

Miel
Los estudios han encontrado que la miel que se encontraba en los supermercados puede incluso no contener miel (sino sólo una mezcla de azúcares), si bien en Europa se ha prohibido la importación de miel de diferentes países asiáticos como China e India por su contrenido en metales pesados.

Azafrán
No debería tampoco sorprendernos encontrar en esta lista al azafrán ya que es la especia más cara en el mercado. La lista de adulterantes incluye polvo de sándalo, almidón, colorantes amarillos en hilos y gelatina.

Zumo de naranja
Contenidos mencionados de los zumos de naranja (aparte del escándolo de los fungicidas) son el zumo de pomelo, extracto de flor de cempasúchil, sirope de maíz y extracto de pimentón.

Café
Normalemente adulterado con achicoria, maíz tostado, caramelo, malta, glucosa, leguminosas y maltodextrinas.

Zumo de manzana
Los principales elementos adulterantes son el jarabe de maíz, edulcorante pasas y el ácido málico sintético. Recientemente también ha existido cierta polémica sobre el contenido, aunque mínimo, de arsénico en los zumos de manzana.

Fuentes: The Huffington Post, esciencenews.com, wikipedia, Foodfraud.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada